En la edición del diario El Mundo del 19 de marzo de 2016 se ha publicado un artículo sobre una supuesta “mariscada” de homenaje a la anterior presidenta del Puerto de Huelva.

La lamentable y tergiversada presentación que se realiza de esta información, así como el hecho de que se haya hecho eco de la misma el Presidente del PP-Andalucía y otras personas, hace necesario que por parte de la Autoridad Portuaria de Huelva se realicen las siguientes puntualizaciones, con el fin de preservar la imagen y prestigio de la Institución frente a manipulaciones de este tipo.

  • Con fecha 24 de febrero de 2016 se celebró una reunión ordinaria del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Huelva, correspondiente a la sesión de febrero prevista en el calendario anual. Como es habitual, a la finalización de la sesión tuvo lugar una comida a la que asistieron los miembros del Consejo que manifestaron su interés en asistir.
  • Tratándose de la primera sesión del Consejo de Administración presidido por el nuevo Presidente, y como también ha sido habitual a lo largo de la historia de la Autoridad Portuaria cuando se ha producido un relevo en la Presidencia, se invitó a la comida a la Presidenta saliente, Manuela de Paz, a fin de que los miembros del Consejo pudiesen tener la oportunidad de despedirse institucionalmente de ella.
  • Los miembros del Consejo de Administración asistentes pertenecen al conjunto de instituciones que tienen representación en el mismo: La propia Autoridad Portuaria, Administración General del Estado (Encabezados por el Subdelegado del Gobierno), Junta de Andalucía, organizaciones empresariales (Cámara de Comercio y FOE) y sindicales, sumando un total de 12 personas presentes.
  • En ningún caso, ni por el contenido ni por el importe, puede calificarse la comida como “homenaje” o “mariscada”.

La Autoridad Portuaria de Huelva lamenta que se realicen juicios de valor mediante la manipulación de la información, y reitera su compromiso institucional con la transparencia y el rigor en el empleo de los recursos públicos cuya gestión tiene encomendados, a la vez que se reserva el uso de todos los medios legales a su alcance para la defensa del prestigio y la imagen de una Institución esencial para la economía y la ciudadanía de Huelva.