Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

El Puerto de Huelva es hoy por hoy uno de los grandes nodos logístico industrial y motor económico de desarrollo para Huelva y toda Andalucía, un puerto de referencia en el suroeste europeo, moderno, proactivo y muy competitivo. Fruto de esta intensa actividad, nos hemos convertido en uno de los puertos más importantes de España y con mayor proyección de futuro.

Así lo constatan las cifras récord de tráfico portuario con las que hemos cerrado el ejercicio 2016, un total de 30,5 millones de toneladas, y que esperamos superar en 2017, lo que nos sitúa como uno de los puertos más relevantes del sistema portuario español.

Estar al frente de una institución como la Autoridad Portuaria de Huelva es para mí un reto apasionante al que me enfrento con ilusión, pero también con ambición. Sé que para ello cuento con el mayor activo con el que puede contar una institución: su capital humano. Un equipo de más de 200 profesionales firmemente comprometido con la puesta en marcha de nuevos proyectos que impulsen la diversificación de la actividad portuaria y con la creación de oportunidades para el desarrollo económico y social de su entorno, de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

En esta nueva etapa, entre mis objetivos está potenciar este proceso de transformación hacia la competitividad y la intermodalidad en el que está inmerso el Puerto de Huelva, alzando la vista hacia el exterior. El Puerto debe aspirar a entrar a formar parte de las grandes redes logísticas que impulsan el comercio internacional. Debemos continuar con la transformación de las instalaciones portuarias para dotarlas de infraestructuras, instalaciones y servicios con valor añadido, a través de proyectos, como la Zona de Actividades Logísticas y mejoras de la conectividad, elementos que deben de ser  pilares indispensables para establecer alianzas y aunar esfuerzos para poder formar parte de la Red Transeuropea de Transporte, como uno de sus principales nodos, y poner al servicio del empresario local las ventajas de un conjunto de infraestructuras logísticas de valor añadido que permitan mejorar la competitividad de las empresas.

Por su condición de enclave competitivo y motor económico, el Puerto de Huelva se hace indispensable para el crecimiento social de su área de influencia, a la que influye y condiciona y de la que, a su vez, se nutre y abastece tanto de recursos materiales como humanos. Esta deuda recíproca obliga a ambos, puerto y sociedad, a compenetrarse, haciendo posible que desarrollo portuario y desarrollo ciudadano vayan de la mano.

En este sentido, seguiremos trabajando para impulsar la integración del puerto en la  ciudad y viceversa,   mediante la penetración del viario en la ciudad sin barreras, haciendo del medioambiente una máxima común en el ejercicio de unión entre la sociedad y su puerto, así como mediante la aportación de talento desde los centros formativos y de capacitación de la ciudad que deben ser plenos conocedores de las demandas  del puerto y la red industrial que lo compone, centrando esfuerzos en la capacitación de los futuros profesionales que prestarán sus servicios en el entorno portuario. Los ciudadanos Huelva y de toda la provincia deben conocer su puerto y sentirlo como propio, que sea un motivo de orgullo para todos los onubenses. 

En definitiva y como próximo reto a lograr por el Puerto de Huelva, está la transformación tecnológica y la integración con la ciudad en una relación directa con el ciudadano, con las personas, convirtiéndose en un paradigma de creación, desarrollo y lanzamiento de proyectos innovadores y de personas y equipos con talento.

Todo ello siendo sostenibles y respetuosos con el medioambiente como hasta ahora. La integración puerto-ciudad debe producirse también en el plano del medioambiente, haciendo que no exista un tránsito entre la protección de nuestro entorno en el ámbito ciudadano y en el ámbito industrial. El ámbito debe ser el mismo y los requerimientos ambientales del Puerto deben ser aptos para la convivencia de los ciudadanos.  Así, el control medioambiental en el puerto debe ser parejo al control en la ciudad y ambos deben buscar un modelo que conjugue el Green Port con Green City.

Por todo ello, el Puerto de Huelva debe incrementar su papel como motor de impulso para la dinamización económica y la creación de empleo en su área de influencia, con la ayuda del resto de agentes sociales integradores de la ciudad. Del mismo modo, debe ser un referente de capacidad, capacitación, innovación y cualificación para seguir afrontando con éxito los retos que plantea un mercado global y competitivo.

José Luis Ramos Rodríguez

Presidente de la Autoridad Portuaria de Huelva

  • Inicio del contenido